ferroldondeyonaci.es

 Todo sobre Ferrol

     El tiempo para Ferrol   Galego    Contáctanos
 
 

MENÚ

Origen y evolución

Barrios antiguos

Barrios nuevos

Recimil
Ensanche A
Ensanche B (Ultramar)
Caranza
San Juan - Bertón
El Rosario
Santa Marina

La zona rural

Plazas y Monumentos

Museos y Bibliotecas

Edificios

Tradiciones

Deporte

El Naval

 

 
 
 
 
 

Barrios  Nuevos

 

Recimil 

         Si entendemos por barrio un núcleo importante de viviendas, Recimil es, de los barrios nuevos, el más antiguo, ya que los alrededores de la ciudad estaban antes formados por parroquias, que no tenían la importancia demográfica y urbanística de hoy.

            El barrio de Recimil comenzó con la construcción de un grupo de algo más de mil viviendas, las conocidas como Casas Baratas, y más tarde se fueron levantando otras  viviendas, de promoción pública y privada, así como edificios destinados a institutos y escuelas.

            Durante muchos años, la zona fue conocida como “Las Casas Baratas” o barrio de El Pilar, por el nombre de la parroquia y de la iglesia, pero a mediados de los años ochenta, la Asociación de Vecinos solicitó al Ayuntamiento, la recuperación del topónimo Recimil con el que antiguamente era nombrada, siendo desde entonces conocida con ese nombre.

            Los límites del barrio se establecieron en el polígono formado por la Plaza de España/Carretera de Castilla; la Avenida de Vigo, toda; la Carretera de Caranza/Avenida Esteiro/Calle Nueva de Caranza; y la Avenida de “Las Pías”.

 

Plano del barrio de Recimil

  

            El barrio está atravesado por dos amplias avenidas: unha, la de “Ramón y Cajal”, que va desde la rotonda de “González Llanos” en la Avenida de Vigo, hasta la rotonda  “Dez de Marzal” cerca de la Avenida de Las Pías; la otra, la Avenida Esteiro, de reciente construcción, que en su tramo de Recimil, va desde la misma rotonda de “González LLanos” hasta la rotonda de “Uxío Novoneyra”.

 

 Avenida de Ramón y Cajal

 

 Avenida Esteiro en su tramo de Recimil

  

            Estas dos avenidas dividen Recimil en tres partes bien diferenciadas.

            La primera parte abarca las Casas Baratas, el cuartel y las viviendas de la policía Nacional, las viviendas del Ejército, y otras privadas de nueva construcción.

            En la segunda, comprendida entre las dos avenidas, se encuentran el Instituto Politécnico “Marqués de Suanzes”, el Instituto “Sofía Casanova”, la iglesia parroquial de “El Pilar”, una pista para automodelismo y varias edificaciones nuevas, entre ellas la residencia de mayores. 

 

Foto Inst. Politécnico M. De Suanzes

 

 

Foto do Inst. Sofía Casanova

 

 Iglesia de “El Pilar”

 

 Pista para automodelismo

            En la parte restante, se construyó un gran número de viviendas, de promoción pública, privada y cooperativas, y otro grupo escolar, la Escuela Esteiro, que también está dentro de los límites de Recimil, y que fue construido después del derribo y reconstrucción del viejo barrio de Esteiro. Pero no todo el espacio fue ocupado por edificaciones, sino que también quedó un amplio espacio de zona verde, que lleva el nombre de “Parque de Pablo Iglesias”

 

Foto de la Escuela Esteiro

 

Parque de Pablo Iglesias

 

Las  Casas  Baratas

          La barriada de las Casas Baratas del Barrio de Recimil de Ferrol, compuesta por unas 1012 viviendas, varios locales comerciales, un mercado de abastos y un grupo escolar, fue construida en la década de los años cuarenta, siendo inauguradas las primeras viviendas en el año 1944 y las últimas en 1948. Además,  se incluyó en el proyecto la iglesia de “El Pilar”.  

            El proyecto urbanístico está inspirado en un trabajo del Arquitecto D. Santiago Rey Pedreira, que ganó un concurso de ideas convocado por el Ayuntamiento ferrolano en los años veinte del pasado siglo. El “Plan Rey Pedreira” consistía en un conjunto de cuatro barrios de traza semejante, de los que sólo se edificó uno, respetándose casi exactamente el trazado del plan, según la documentación que existe en los archivos municipales.

            Urbanisticamente, el conjunto responde a las tendencias marcadas por construcciones similares realizadas tanto en Europa como en América, destinadas a solucionar el grave problema de falta de viviendas, ocasionado por la concentración de familias, alrededor de las grandes fábricas que se fueron creando en numerosos puntos de los países más adelantados, a causa de la llegada del “maquinismo” y la Revolución Industrial, allá a finales del siglo diecinueve y primeros años del veinte.

            Estas barriadas estaban concebidas como núcleos autosuficientes, por lo que eran dotados de mercado, escuela e iglesia y un cierto número de locales comerciales.

 

Maqueta de las Casas Baratas

            

            En las Casas Baratas de Recimil se pueden distinguir dos agrupaciones perfectamente diferenciadas, tanto en la formación del conjunto como en el tratamiento de los materiales:

            La primera, está constituida por un conjunto de edificios que, formando un triángulo rectángulo,  encierran una espaciosa plaza, llamada Plaza de Sevilla, la cual se comunica con las calles adyacentes, por debajo de las casas, a través de pasadizos rematados por arcos de medio punto. Y en el caso de la comunicación con la Plaza de España, por medio de unas bonitas arcadas, hoy desaparecidas. Se le llama “Grupo I”, y fue el último que se construyó, terminándose los trabajos en el año 1949.

 

Vista de la antigua Plaza de Sevilla

  

            La segunda agrupación está integrada por los “Grupos II, III” y IV”, de idéntico aspecto los tres aunque con distinto número de edificaciones, que fueron construidos en ese orden, siendo inaugurado el primero de ellos, en el verano de 1944. En el “Grupo II” está situado el Mercado de Abastos y en el “Grupo III” el complejo escolar “Ibáñez Martín”.

 

Mercado de Recimil

 

     Grupo Escolar Ibáñez Martín

  

            Los cuatro grupos están separados entre sí por calles abiertas y perpendiculares a la Carretera de Castilla. La calle “Carballo Calero”, entre los grupos I y II; la calle “Euzkadi”, que puede ser considerada como el eje Norte - Sur de la barriada, entre los grupos II y III; y la calle “Álvarez de Sotomayor” entre los grupos III y IV.

            La comunicación entre estas y las interiores de cada grupo, se hace también bajo las casas, por medio de pasadizos, en este caso, de sección  rectangular.

 

Rúa Euzkadi

 

            Aunque los límites de la parcela eran bastante irregulares, su inteligente aprovechamiento posibilitó un orden geométrico y una organización racional, que se aprecia en las construcciones y que permitió unas inmejorables condiciones de ventilación y luz solar.

            Su característica traza, hace de esta barriada un conjunto muy interesante desde el punto de vista urbanístico,  razón por la que fue incluida por la Xunta de Galicia, en el Inventario del Patrimonio Cultural de las Normas Provinciales Complementarias y Subsidiarias de Planeamiento, como “conjunto de viviendas que se deben proteger”.

 

            Teniendo en cuenta estas circunstancias y su valor histórico, la Delegación de Ferrol del Colegio de los Arquitectos de Galicia le dedicó en el año 2005, el “Día Mundial de la Arquitectura”

 

Cartel de los arquitectos

 

            Desde el principio, la barriada estuvo considerada como propiedad municipal, lo cual trajo como consecuencia un casi total abandono en su mantenimiento, produciéndose un progresivo deterioro de los edificios, situación que fue aprovechada por algunos gobiernos municipales para intentar el derribo de las viviendas, mientras otras corporaciones se definían por la rehabilitación, apoyándose en las opiniones de arquitectos y urbanistas.

            En los años 1993, 1994 y 1995, se procedió a una “reurbanización” en la barriada de las Casas Baratas, que aún tenían algunas calles de tierra. Los trabajos afectaron al alcantarillado, sumideros, calles y aceras, acometidas de agua, mobiliario y alumbrado público, y plazas y jardines.

            En general, la actuación fue bastante beneficiosa, con excepción de la Plaza de Sevilla, de la que desaparecieron unos doscientos rosales, el parque infantil de tráfico y las hermosas arcadas de comunicación con la plaza de España.

 

 La nueva Plaza de Sevilla

 

 

 Las desaparecidas arcadas

 

            Actualmente, se pretende remediar el deterioro de la barriada con una rehabilitación integral adecuada, realizada con recursos públicos, que pretenden llevar a cabo entre la Xunta y el Ayuntamiento, con alguna aportación de la Administración Central y que podría dar comienzo en el año 2008.

 

Imagen de un bloque según el proyecto de rehabilitación

 

 

EN CONSTRUCCIÓN

 
 

Copyright © 2007 ferroldondeyonaci. Todos los derechos reservados